Medio ambiente

UN MUNDO EN EL QUE LAS PERSONAS GESTIONAN LOS BOSQUES DE FORMA SOSTENIBLE

El sector de la construcción es uno de los mayores focos de emisiones de CO2 en el mundo. En España, en el año 2019 se registró que el 30-40% de estas emisiones procedían de la construcción, lo que supone un importante impacto y llamada de atención medioambiental.
Últimamente escuchamos con más frecuencia que ya no hay marcha atrás con el Cambio Climático y que sólo podemos ralentizar este triste proceso. El Cambio Climático está atribuido en gran medida a la actividad humana, principalmente a la quema de combustibles fósiles. Por ello, el empleo de madera como material constructivo representa una forma eficaz y sencilla de reducir las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero.
El pasado 16 de septiembre, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo lo siguiente “Nuestros edificios generan más del 40% de nuestras emisiones, deben ser menos derrochadores, menos costosos y más sostenibles, y sabemos que el sector de la construcción puede incluso pasar de ser una fuente de carbono a ser un sumidero de carbono, si se utilizan materiales de construcción orgánicos como la madera y tecnologías inteligentes como la IA.”
Hace un año, al inicio del confinamiento, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) registró un nuevo récord en relación a este gas; el planeta ha alcanzado el mayor número de partículas de CO2 en el aire en los últimos 20.000 años.
CO2 en la atmósfera en los último 20.000 años. Fuente: ElPeriódico y OMM.
Un dato que como cifra nos llamará poco la atención, total, ya estamos inmunizados a recibir y recibir números alarmantes de contagios, hospitalizados, fallecidos… Lo importante no es la cifra, sino lo que representa que hayamos alcanzado este valor.
En febrero de 2019, el diario británico The Guardian hizo un especial sobre el impacto que tiene el hormigón en el medio ambiente, Concrete: the most destructive material on earth. El periódico realizó la siguiente e impactante comparación: si el hormigón fuera un país sería el tercer gran emisor de carbono en el planeta. A día de hoy, las empresas que trabajan con este material tienen previsto aumentar sus emisiones durante los próximos 30 años, hasta 2050. Teniendo en cuenta este incremento y la presente y futura disminución de emisiones de CO2 por parte de EEUU, en un futuro, no muy lejano, presenciaremos cómo el hormigón supera las emisiones del país norteamericano.
 Si el hormigón fuera un país. Fuente: The Guardian.
Además, The Guardian equiparó el impacto medioambiental del hormigón con los plásticos, que tan a la orden del día están. El uso del plástico está bastante limitado y cada vez más prohibido, y lo entendemos. Pero no sabemos que el peso de residuos del hormigón de dos años equivale a todo el plástico que tiene el planeta en 60 años, y encima, más tóxico.
Cifras, protocolos, acuerdos, etc. El Cambio Climático es un hecho y cada vez somos más en el planeta. La única vía factible para mitigar los efectos de este cambio es apostar por materiales naturales, como la madera, que reduzcan el alto porcentaje de emisiones de este gas producidos por la construcción. De hecho, su empleo reduce las emisiones de CO2 en un 40% y en un 30% en comparación con el uso de hormigón o acero, respectivamente.

LOS BOSQUES.

La madera procede de los árboles.
Los bosques aportan importantes beneficios tanto a la sociedad como al planeta, purifican el aire y el agua, albergan más de ¾ partes de la biodiversidad terrestre mundial y contribuyen a mitigar el Cambio Climático por su función como sumideros de carbono, (los bosques del mundo ocupan el 30% de la superficie terrestre y absorben alrededor de 2.000 millones de toneladas de C02 al año).
Los bosques suponen una fuente de alimentos, medicinas y biocombustibles y más de 1.600 millones de personas de todo el mundo dependen de ellos para subsistir. Los bosques ofrecen multitud de productos como la madera, el papel, el corcho, el jamón, las castañas, las trufas o las setas.
Un bosque bien cuidado protege su biodiversidad y sus ecosistemas. Un bosque debidamente atendido es un bosque gestionado de manera sostenible. Esta actividad forestal disminuye el riesgo de incendio, plagas y enfermedades, reduce la deforestación y protege los bosques primarios. Además, favorece en su entorno el desarrollo de actividades económicas complementarias a la forestal y también las explotaciones económicas alrededor suyo de naturaleza turística.
Unos bosques cuyos recursos son aprovechados, no disminuyen su superficie forestal, sino que la aumentan. Esta afirmación está contrastada en el último informe del State of Europe’s Forests 2020.
Modelos selvícolas y actuaciones. Fuente: Roque J. Rodríguez Soalleiro.

 

¿QUÉ ES LA GESTIÓN FORESTAL SOSTENIBLE , (GFS)?

En 1993, en la segunda conferencia Ministerial sobre Protección de Bosques en Europa, celebrada en Helsinki, se definió este término como: “La administración y uso de los bosques de madera y en tal medida que mantengan su biodiversidad, productividad, capacidad de regeneración, vitalidad y su potencial de cumplir, ahora y en el futuro, funciones ecológicas, económicas y sociales relevantes a escala local, nacional y global, sin causar daño a otros ecosistemas.”
Muchas veces escuchamos que si talamos árboles o limpiamos los bosques estamos alterando sus ecosistemas y apoyando la deforestación. Sin embargo, el abandono de estos espacios, siempre, tiene un coste mayor:
              Ambiental: Los bosques que no se cuidan tienden a degradarse y con ellos, la pérdida de biodiversidad. Agravan el cambio climático, los incendios descontrolados, la pérdida de suelo, la disminución de la capacidad de fijación de C02, de regulación del clima y del ciclo hídrico.
              Sociales: Desaparición de puestos de trabajo en el ámbito rural, despoblación y desarraigo rural o falta de atractivos para nuevos emprendedores, envejecimiento y escaso relevo generacional, poca evolución empresarial. En resumen, favoreciendo y agraviando a la España vaciada.
              Económicas: Altos costes económicos en extinción de incendios, empobrecimiento de los municipios forestales, pérdida de valor y calidad de la madera.

¿POR QUÉ USAR MADERA?

En 2019, las emisiones per cápita de CO2 en España fueron de 6,6 t CO2/hab. Según unos cálculos que realizó el gobierno francés hace unos años, 1 m3 de madera equivale a una disminución de 1,75 t de este gas. 1 t de CO2 corresponde a la absorbida por el árbol durante la fotosíntesis, y 0,75 t a las no emitidas por la utilización de este material.
Si cada uno cargamos una mochila de 6,6 t totales de CO2/hab, quiere decir que, en el mejor de los casos, el 30% de esta carga es debido a la construcción; 1,98 t de dióxido de carbono. Si apoyamos la construcción con este material natural conseguiríamos reducir nuestro impacto en el sector a 0,20-0,25 toneladas y a un total de emisiones de poco más de 4,5 t CO2/hab.
La GFS garantiza el reemplazo de los árboles. Teniendo en cuenta que el período medio de duración del turno de corta puede situarse en torno a los 25 años (el eucalipto entre 12 y 18 años y la mayoría de las coníferas entre los 30 y 50 años) y que a partir de su edad de madurez el árbol no absorben más C02, y su tasa de fijación se vuelve negativa, el relevo de estas masas forestales es una de las mayores herramientas que tenemos contra este gas de efecto invernadero.
Apoyando la construcción en madera no solo aliviamos el Cambio Climático, sino que evitamos el abandono del monte y la selvatización del territorio. No obstante, tenemos una importante dificultad para el aprovechamiento forestal, su desconocimiento, y lo que no se conoce no se protege. El 67% de la superficie española es propiedad privada. Por ello, es importante poner en valor fincas en manos de personas físicas o entidades con un bajo nivel de gestión, o abandono, cuya actividad económica es bien distinta, y que actualmente no abordan esa explotación por los costes que les supone comparado con su esperada baja rentabilidad.
Montes y bosques. Fuente: David Rosario Davila

¿EN QUÉ CONSISTE LA GESTIÓN FORESTAL?

El cuidado de nuestros bosques puede abordar diferentes actividades:
              Actuaciones sanitarias: Cortas y tratamiento de vegetación arbolada afectada por incendios, plagas, enfermedades y catástrofes naturales como vendavales, nevadas, sequía… Repoblaciones y plantaciones en montes gravemente afectados por incendios forestales, plagas y enfermedades o catástrofes naturales. Aplicación de medidas sanitarias preventivas. Tratamientos de control o eliminación de especies consideradas invasoras.
              Actuaciones ambientales: Mejora o restauración de hábitats en montes situados en espacios protegidos ENP o hábitats prioritarios establecidos por la RN 2000. Gestión de áreas de conservación y espacios singulares de alto valor ecológico. Gestión y restauración de márgenes de ríos y arroyos. Conservación de árboles o rodales considerados sobresalientes o singulares.
              Actuaciones de creación y mantenimiento de elementos culturales existentes en los montes privados: Mejora y conservación de elementos como construcciones históricas, arqueológicas, elementos religiosos, cierres, puentes, fuentes y manantiales, caminos históricos, etc. Creación y conservación de lugares de uso público en montes privados como miradores, asaderos, rutas de senderismo, circuitos deportivos ecológicos…
              Plantaciones y repoblaciones con especies autóctonas de turno largo: Plantaciones y mantenimiento primeros cinco años. Reposición de marras.
              Prevención de incendios: Eliminación de restos de operaciones silvícolas en franjas de prevención y borde de caminos. Podas bajas y de penetración. Creación y mantenimiento de franjas de prevención y cortafuegos. Desbroces de bordes de caminos y en fajas de gestión de biomasa. Construcción de infraestructuras de defensa contra incendios forestales.
              Mejoras en masas arboladas de turno largo y alcornocales: Desbroces, aclareos y claras sin aprovechamiento comercial. Cortas selectivas, sanitarias y de mejora. Selección de chirpiales. Desbornizados en alcornocales. Saca de corcho de mala calidad y más de 20 años, o corcho quemado. Construcción y mantenimiento de caminos y vías forestales.

PEFC

PEFC (Programa para el Reconocimiento de la Certificación Forestal) es una organización global sin ánimo de lucro que trabaja para conservar los bosques y asegurar su mantenimiento para las generaciones futuras a través de la sostenibilidad forestal. PEFC promueve la Gestión Forestal Sostenible y el uso de productos de origen forestal con certificado de sostenibilidad para asegurar su trazabilidad.
El certificado PEFC establece requisitos globales de sostenibilidad derivados de las políticas internacionales sobre bosques y medioambiente, adaptados a las condiciones locales, y contrastados a través de una tercera parte independiente.

 Sello PEFC España. Fuente: PEFC España.

 

CERTIFICACIÓN DE LA CADENA DE CUSTODIA.

Todo empieza en el bosque, una vez los bosques están certificados bajo el sistema PEFC, todos los productos que proceden de él pueden certificarse a través de la cadena de custodia. El fin último de la certificación PEFC es implantar a escala global la GFS para que los bosques estén cuidados, perduren en el tiempo y puedan proveer a la sociedad y a los consumidores de productos sostenibles, cuyo origen sea trazable en todos los procesos industriales de transformación de los productos.
El sello PEFC avala el origen sostenible de los productos forestales, asegurando que no proceden de una tala ilegal y para cuya obtención se han respetado rigurosos criterios ambientales, sociales y económicos.

PEFC ESPAÑA EN 2020.

El 75% de los bosques certificados del mundo están certificados bajo este sello de gestión forestal, un total de 320 millones de hectáreas, repartidas en 70 países. En España, la Asociación para la Certificación Española Forestal (PEFC España), cuenta con 2.423.362 de estas hectáreas, más del 90% de la superficie certificada de nuestro país, con 41.870 gestores forestales y más de 1.500 empresas con certificación de Cadena de Custodia PEFC.
 Gestión Forestal Sostenible. Distribución superficie forestal certificada por Comunidades Autónomas. Fuente: PEFC España.
En el pasado año, el crecimiento de gestión forestal sostenible PEFC se interpreta en un 5,4% más de superficie forestal certificada, acompañado de un incremento del 18% de selvicultores/gestores. Las empresas de certificación forestal, con cadena de custodio PEFC, también aumentaron en un 5,2%, representadas en más de 519 aserraderos y rematantes, 504 de madera y construcción, 230 gráficas, 153 de paste y papel, 62 almacenistas, 58 de astillas, pellets y energía, 6 de tejido no tejido, 5 de productos no madereros, 3 de corcho y 3 de resinas.
La gestión forestal de las diferentes masas arbóreas se distribuye en un 47% pino, 11% roble, 11% hayas, 8% no arbolada, 8% encinas, 6% eucaliptos, 3% alcornoques, 3% diversas especies, 1% superficies mixtas y 1% chopos.
Una de las labores que fomenta PEFC es los cultivos intercalados. Estos paisajes, denominados inteligentes o “moisaico”, impiden la propagación de incendios, generando cortafuegos. Además, favorece la gestión cooperativa de terrenos abandonados, apoyando nuevos productos estratégicos.
El buen desarrollo del sello PEFC se explica por su adaptabilidad al territorio, teniendo en cuenta a todos los actores y, muy especialmente, a los selvicultores y propietarios forestales. El reconocimiento de las prácticas tradicionales unidas a la innovación hace que sea el sistema más implantado a escala mundial.
Por ello, al comprar madera, papel, pasta o fibra PEFC en nuestro país, es muy probable que consiga materiales con origen local o nacional, con lo que se estará favoreciendo el desarrollo rural en las comunidades del entorno y se contribuye a la reducción de la Huella de Carbono.
Desde el perfil técnico forestal está claro la labor que se puede desarrollar para favorecer esta actividad. Sin embargo, desde el perfil técnico de la construcción, obviamos que la solicitud de materiales certificados forestalmente provoque una mayor demanda de los mismos, en consecuencia, una mayor oferta, debido a esta necesidad y, al fin y al cabo, una colaboración y apoyo con el cuidado de nuestros bosques, así como de sus poblaciones, economía y de un problema que nos afecta a todos: el cambio climático.
AGRADECIMIENTOS
PEFC España.
Muchas gracias.

Toca Madera · Irene Jimeno

FUENTES BIBLIOGRÁFICAS.
Intervención de Ursula von der Leyen, a partir del minuto 30.05. EU von der Leyen’s first State of the Union speech (in full) at European Parliament in Brussels.
PEFC España. Creciendo en responsabilidad. Qué es PEFC y para qué sirve.
Gómez Agrela P., 2018. COSE Selvicultores. Proyecto: INNOVA EN VERDE. Dinamización de la actividad forestal: Selvicultor activo.
Extremadura: Territorio y Bioeconomía. Estrategias de Marketing y Venta Verde de productos sostenibles. 2018. PROYECTO MOSAICO. Prevención de incendios y emprendimiento social.
PEFC España. 2020. Datos y Estadísticas PEFC 2020
https://www.theguardian.com/cities/2019/feb/25/concrete-the-most-destructive-material-on-earth
https://www.elperiodico.com/es/medio-ambiente/20171030/record-co2-atmosfera-terrestre-omm-6389832
UNECE & FAO (2020) State of Europe’s Forest 2020. Forest Europe growing life.

3 thoughts on “UN MUNDO EN EL QUE LAS PERSONAS GESTIONAN LOS BOSQUES DE FORMA SOSTENIBLE

  1. Hola. Esta información está totalmente sesgada si únicamente se cita el sistema de certificación PEFC y no se menciona el del FSC (Forest Stewardship Council). FSC es la organización internacional (https://fsc.org/en) que creó el primer sistema de certificación forestal de aplicación global, a partir de un modelo de gestión forestal ambientalmente responsable, socialmente beneficioso y económicamente viable, y es reconocido por contar con unos estándares de gestión forestal con los mayores niveles de exigencia en los aspectos ambientales y sociales de todos los sistemas de certificación forestal (por eso cuenta con la participación y el apoyo de numerosas organizaciones ambientalistas y sociales, que no apoyan a otros sistemas). FSC ha certificado más de 210 millones de hectáreas de bosques en 90 países, mientras que en España la certificación FSC ha crecido en los últimos cinco años a un ritmo del 12% anual en superficie y de un 15% en certificados de cadena de custodia (CdC). En total hay más de 340.000 hectáreas de bosque español certificado FSC y 1.100 certificados de cadena de custodia.
    FSC España (https://es.fsc.org) es la oficina española del Forest Stewardship Council, donde se puede encontrar toda la información del sistema.
    No se puede hablar de gestión forestal sostenible y de certificación sin ni siquiera mencionar al FSC!!!!!!!!!

    1. Hola Alberto,
      Efectivamente en este artículo únicamente se cita a PEFC, al igual que en este otro https://tocamaderablog.com/y-tu-colaboras/ solo hablamos de FSC.
      Nos gustaría resaltar la importancia del cuidado de los bosques y felicitar a todas las personas que se dedican a ello.
      Además,por si le interesa, recientemente hemos publicado un artículo sobre un maravilloso proyecto realizado con madera certificada FSC, https://tocamaderablog.com/ecourbe-madera/.
      Muchas gracias.
      Un saludo.

  2. Hola Irene. Desde luego que todas las iniciativas para mejorar la gestión de los bosques son bienvenidas y no se puede menos que felicitar a todas las personas implicadas. Simplemente me parece que al leer los artículos por separado se echa de menos una referencia a la existencia de los otros sistemas (o un link a los otros artículos).
    Muchas gracias por el esfuerzo de difusión.
    Salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *